Páginas vistas en total

martes, 28 de octubre de 2014

ENTRE LÍNEAS


Leo el periódico entre líneas
y no hay nada limpio ahí fuera,
entre fotos y columnas
sólo veo nubes negras.

Todo lleno de apariencias
de concesiones a ineptos,
de camiones de fortuna
que se esconden bajo el suelo.

No dan crédito mis ojos,
ni tampoco los banqueros
que prefieren ver los pisos
vacíos y polvorientos.

Los corruptos son los buenos
en la cartelera de España,
y en esta dicotomía
el pueblo paga la trápala.

Hay que reducir gastos,
tengo gente en la recámara,
no hay dinero para médicos
pero sí para aves sin alas.

Sube la prima de riesgo,
mañana los tipos de interés,
nos preocupa lo que hace años
eran frases del revés.

 El periódico es mi tumba,
si lo leo me detono
y la metralla de mi cuerpo
sale en forma de microbios.

La riqueza tiene dueño,
la austeridad no es de todos,
unos viven con lo puesto
y otros raptan lo que cobro.

El objetivo de leer entre líneas
es captar al demagogo
que modifica el discurso
para dar el gusto a todos.


Fernando Mañogil Martínez (Viento en contra)

No hay comentarios:

Publicar un comentario