Páginas vistas en total

martes, 4 de diciembre de 2012

EN EL SIGLO XXI

Se estrecha el cerco
se aleja el tiempo,
me quedo sólo
con tu recuerdo.

Me aislo en noches,
me pierdo en tiempos,
retraso relojes
que matan los sueños.

Mi vida es el negativo
de la bomba de Hiroshima,
es la piedra que no flota,
que se hunde en sus manías.

Si volviera Torquemada
y la Santa Inquisición,
qué sería de mis versos,
qué sería de mi rol.

Si volviera Carlos IV
yo sería Napoleón
y conquistaría en versos
lo que guarda el corazón.

Pero el siglo XXI
es un saco de traición
y mi pluma sólo busca
la venganza con su acción.

                                                                   Fernando Mañogil Martínez. Poema inédito

jueves, 18 de octubre de 2012

PRESTIDIGITADOR

Cada vez soy más trilero
y menos versificador
porque cuando me releo
veo un prestidigitador.

He ocultado en mis palabras
mil pesares y un amor,
he dejado en entredicho
los motivos de mi rol.

Enmascaro con lenguaje
algo que es del corazón
y no puedo a veces darte
lo que esconde el interior.

Nunca encuentro el punto exacto,
vivo en una imprecisión,
a veces me quedo corto
o me alargo sin razón.

No sazono mis escritos,
van o crudos o en conserva,
y no quedan más especias
para aderezar estas letras.

No sé dar con la tecla
para encaminar mis manos;
¿por qué estos versos que escribo
son torpes y atropellados?

Sigo buscando la forma
de dar sentido a mis pasos
pero veo que de esta forma
no consigo lo esperado.

No sé por qué es tan difícil
explicar lo que hace daño,
y es que sin darme ni cuenta
caigo en nuevos pareados.

Me preocupo por la métrica,
porque rimen mis vocablos
pero lo que es tan volátil
no entiende de abecedarios.

He pensado emanciparme
de las reglas del contrato
que guardo con la poesía
y volverme un iletrado.

                                                                    Fernando Mañogil Martínez (Poema inédito)

sábado, 6 de octubre de 2012

DESVELO

En la madrugada
solo suena el centelleo
de mi mente desvelada
en la almohada.

El silencio es como un campo,
como el sol que baña el orbe,
como el templo de una diosa
derruido por mil hombres.

Todo estático me mira,
todo queda exhausto y pobre,
y yo soy el ojo ajeno
que lo ensalza o lo corroe.

El tiempo no perdona,
todo es fijo menos él,
que no duerme ni madruga
ni me espera en el andén.

El sol sale entre montañas,
su fulgor ya empiezo a ver,
las almas por las calles
son ya cuerpos de mujer.

El sol sale y en penumbra
riego versos en papel
y destilo con enjundia
otro día sin querer.

Sigo haciendo lo de siempre,
una carta con pincel,
y me siento torpe y loco
por el tiempo sin tu piel.

                                         Fernando Mañogil Martínez (Poema inédito)

miércoles, 5 de septiembre de 2012

MIS MISERIAS

Se ha quedado el surtidor
destilando enredaderas
porque muero en cada voz
que grita por sus ideas.

He perdido el altavoz,
he juzgado a las estrellas
por dejar en standby
los deseos que no llegan.

Busco herrumbrosas llaves
que abran jardines sin pena,
busco plantar en la tierra
los versos que me laceran.

Abro el llanto con sordina
para que no me oigan los mares,
para aullar sin resentirme
ante tanto muerto de hambre.

He perdido ya los pasos
que me llevan a tu puerta,
me he quedado aquí esperando
las migajas de tu vuelta.

Ya no busco amaneceres,
no discuto con las hadas,
simplifico mis miserias
y las tiro desgastadas.


                                                                 Fernando Mañogil Martínez

domingo, 12 de agosto de 2012

RENACER

Porque estoy partido en dos
me duplico en mis miserias,
porque soy un perdedor
me pongo yo las penitencias.

He rozado la alegría,
he podido con la pena,
pero gana el perdedor
en los juegos de mi guerra.

Parpadeo con ingenio,
cuento tus pisadas sin saberlo,
tus miradas se agradan cada día
quedando enmarcadas en mis versos.

Ahora sé que no me queda retórica,
que por más que invente
no llega al alma mi verso hipócrita
y es bastante insano lo que siento
al sacar la pluma con inopia.

Ahora que mi llanto está en el fuego,
que los ánimos volaron hechos trizas,
nuevos versos sin demora vienen prestos
como un fénix que sacude sus cenizas.

                                                                  Fernando Mañogil Martínez

jueves, 28 de junio de 2012

RECUERDO DE ITALIA

Se quedó una parte de mí
en un barco rumbo a Italia,
se perdió, en los subterfugios del viento,
un silencio de color plata.

El regreso fue traumático,
se trastabilló mi alma,
que había dejado su alegría
a más de mil kilómetros de distancia.

Solo me quedan recuerdos
que se esfumarán como el agua,
se evaporarán en el cielo
y me dormiré sin ganas.

Volveré a revisar mis fotos,
a perderme en tus plazas,
y todo evocará en mí
retazos de nostalgia.

Me empecino en ser valiente,
en no llorar por las distancias,
pero al escribir estos versos
me derramo en torrentes de lágrimas.

Las palabras son mi consuelo,
mis poemas son coartadas,
para no quedar encarcelado
en los recuerdos de Italia.

                                                              Fernando Mañogil Martínez (POEMA INÉDITO)

lunes, 4 de junio de 2012

LA DESPEDIDA

Se acaban los días,
se acaban las hadas,
las luces de invierno,
las noches sin sábana...

Me inundan recuerdos,
me busco en los mapas;
hay versos podridos
en mis últimas páginas.

Se acaba mi ruta,
me quedo sin artes,
se manchan los días
de negro y dislate.

Sueño con cerrojos,
me inundan cien mares,
preparo mis ropas
y zarpo a otros lares.

Tengo el tiempo en conserva,
la duda en la sangre,
los días de lluvia
grabados en braille.

Los roces del viento
me hacen más grande,
momentos se quedan
en mi azotea flotante.

Se esfuma mi alma,
el tiempo se oxida
dejando a mi paso
resquicios de vida.

Se acaban los días,
la despedida me abate
y espero algún día
en un puerto quedarme.

                                                 Fernando Mañogil Martínez (POEMA INÉDITO)

lunes, 7 de mayo de 2012

PALOS DE CIEGO

Cuando indago me violento,
se gangrenan mis lunares,
ya no quiero más mentiras
en periódicos y altares.

Cuando escribo soy grosero,
tengo el verso entre los dientes,
evito dar palos de ciego
antes de ser irreverente.

Tengo el ánimo maltrecho,
la saeta es una flecha,
mis silencios son un gesto
para acaparar más penas.

Los políticos se enrocan
impidiendo el jaque mate
pero es tanta la desidia
que parece inevitable.

Los papeles son recuerdos,
las metáforas un arte,
yo no puedo ser honesto
con filósofos sin base.

Tengo ganas de sacarme
las espinas de los ojos
pero cuando lo consigo
sale otro demagogo.

Me he cansado de votaros
de ser plausible en mis letras
desde ahora me bendigo
en el nombre del asceta.

                                  Fernando Mañogil Martínez (Poema inédito)

jueves, 19 de abril de 2012

LATIDOS DE ESPARTO

Se me acaba la paciencia,
me harto de guiar al aire,
de buscar cucharas para
dar de comer a nadie.

No tengo la firmeza
de un yugo con flechas;
no tengo la valentía
para aislarme de esta guerra.

Siento latidos de esparto,
guardianes que nublan mi ánimo,
y no quiero parabienes
que pretendan saciar mi llanto.

No soy piedra en este bosque,
no soy lucha sin razones,
el camino de rutinas balancea
los días sin colores.

Cuando tenga nuevos versos
volveré por esta duna,
por ahora me despido
porque me crucificó la musa.

Fernando Mañogil Martínez (Poema inédito ).

viernes, 13 de abril de 2012

POR TEMOR

Por temor
cual serpiente te persigo,
me rubrico en mil firmas
sin sentido.

Por temor
con mis alas te bendigo,
necesito del calor de lo divino
sin destino.

Por temor
tengo miedo de perderte,
de surcar los mares sin navío,
sin tu brío.

Por temor,
por rozarte y verte en versos,
me emociona tu mirada sableadora
de recuerdos.

Vivo lejos del remedio,
es tu puerta una muralla
infranqueable, indecorosa,
que me funde las entrañas.

Me pienso sin carne, sin cuerpo,
pero aún así te deseo,
es de espíritu este amor
hacia tu inasible ego.

Pero por temor
te ignoro, te fosilizo,
te transformo en polvo del camino,
pues este temor me ata, me encadena
y me está dejando sin sentido.


Fernando Mañogil Martínez (Poema inédito)

jueves, 22 de marzo de 2012

NÓMADA

Cuando alborotan los silencios
en mis noches sin estruendos
me confundo y me bloqueo
sin tus ojos en mi cuerpo.

Me fusiono con tu ego,
se arrebolan mis lunares,
me vacío por completo
y te busco entre mis males.

Erupcionan mis miserias,
se calcinan mis renglones,
ya no encuentro las salidas
de estos versos que se esconden.

Necesito alternativas,
silabarios de colores;
"mil y una despedidas"
es el cuento de mis noches.

Claudiqué de nuevos roles,
de las cartas que te faltan.
Me seducen los recuerdos
de un acorde de guitarra.

Llega el lunes y es domingo,
las semanas se amalgaman.
Mi mundo es un mar de días
que se atoran y naufragan.

Soy un nómada del tiempo,
un fusil que huele a rosas,
una estatua en el desierto
derruida y andrajosa.

Fernando Mañogil Martínez. (Poema inédito)

lunes, 27 de febrero de 2012

NO SOY OTRO

No soy otro;
por ser poeta no se vive apoltronado,
soy lo mismo que vosotros
marineros, jornaleros, jubilados...

No soy otro;
escribo versos,sí, pero para todos,
para el vivo, que fornica por los ojos,
para todos, los parados y los cómicos...

No soy otro;
accesible soy al público sin rostro.
Puedo estar lastimado, como todos,
por esta tierra inhóspita que enjaula mis decoros.

No soy otro;
me deprimo cuando veo las élites
saludar desde balcones y púlpitos de oro,
¿dónde está la letanía de nuestro señor Don Quijote?

En cambio, soy otro
para aquellos que cometen injusticias,
para todos los que arruinan
los sueños de las vidas más humildes,
para todos los que matan con albricias
y nos hunden en palabras sin sus tildes.

Fernando Mañogil Martínez (Poema inédito)

sábado, 18 de febrero de 2012

LOS BANCOS

Todo el oro de la luna
lo dejaron para luego,
saquearon los bolsillos
para asegurarse más adeptos.

Fueron lobos con sordina,
serpientes levantando el vuelo;
regalaron una biblia
a los laicos y a los muertos.

Fueron sabios con las penas,
terroristas de los sueños,
encarcelaron al pobre
y succionaron su ego.

Viven llenos de la sangre
que han extraído de nuestras venas,
son los magos sin chistera
de este mundo que me aterra.

No tienen sombra ni alma,
sólo ríos de dinero
y con él nos ejecutan,
y nosotros sin saberlo.

Fernando Mañogil Martínez (Poema inédito )

EL SUEÑO DE LOS JUSTOS

Noctámbulo el corazón,
maltrecho y alicaído,
caminando sin huellas
hacia pasadizos sin futuro.

Levito como las musas,
caigo en vientres sin fruto
y con un rayo de fiereza
se aviva el sueño de los justos.

Capturo las impotencias
de los hombres de este mundo
y las llevo a cementerios
para matarlas con mis puños.

Me despierto cada día
con el miedo de no verte
y suspiro cuando miro
un peligro que me aviene.

Es la muerte una guadaña,
un aullido que me advierte,
una soga que me asfixia
mientras los huesos se sienten.

lunes, 6 de febrero de 2012

LA ZOZOBRA

Ya hemos vuelto la cabeza,
tratamos de mirar para otro lado,
nos enturbia la tristeza
al consultar con miedo nuestro hado.

Pertenecemos a una estirpe remendada,
perdida en los inhóspitos desiertos,
forjada en la cultura del bostezo
y vacía de culturas milenarias.

Pertenecemos a ese quinto mandamiento,
a los bueyes que se postraron en la calma,
pero debemos reaccionar
en cuanto bajen la guardia,
se puede ser útil entre versos y guitarras.

La zozobra llega al cine,a las calles, a los astros,
todo lo revoluciona y los bueyes ya son amos
de las tierras y el dinero que guardaban los ingratos.
Los bueyes ahora son lobos heridos por el maltrato.

Los silencios ya son truenos,
la resignación un tigre desbocado,
que no aplaude ni vitorea al que lo ha lastimado ,
el grillete está en el suelo,
ya he liberado mis manos,
que la tinta de estos versos la beba el proletariado.


Fernando Mañogil (POEMA INÉDITO)

sábado, 21 de enero de 2012

"TAUROMANCIA"

He llegado al toro,
al asta formidable de los ruedos
a los más oscuros discernimientos,
a las claves impertérritas
de los rejoneadores de palabras.

He intentado asir mis pensamientos,
revolverlos en las plazas de mi mente,
camuflarlos en dilemas sin sentido
o en sueños surrealistas e inseguros.

De luces ya es el traje de mi mente,
con capotes me burlan las miradas,
rejoneos de silencios por las calles
atisban los momentos sin palabras.

De banderillas están llenos los corazones,
de muletas las canciones sin guitarra,
yo me canso de andar sin movimiento
por los cosos torrenciales de las lágrimas.

                                                                 Fernando Mañogil Martínez (POEMA INÉDITO)

lunes, 2 de enero de 2012

POR SI CAIGO

Si caigo cual meteoro
dejaré que pises sin decoro
en el astro inicuo
de mi pasado inocuo.

Si caigo como un loco
en tus brazos torpes
de nodriza incólume
y respiro gases de tus estertores
derramaré en mil mares
mis tribulaciones.

Si, por algún casual, me paro
en las nubes negras
y me vuelvo idiota
con mis atropellos,
y te sangro en versos,
y te mancho el alma
y te rasgo a veces
tus ojos de plata,

no sabré si caigo,
si es un espejismo,
si te quiero a voces
o esto es un abismo;

porque soy un paria
que ha trotado en sueños
que no sabe el núcleo
de sus malos gestos
y que disimula...
cuando ya está muerto.

                                             Fernando Mañogil Martínez (POEMA INÉDITO)