Páginas vistas en total

miércoles, 7 de septiembre de 2011

LUNES

Cayó el gigante,
el lunes perdió el guante,
sorprendió el demonio a los gobiernos,
nadie pasa por mis calles.

Perdió oros mi tarde,
dejó sucesos para el arrastre,
mientras me diluyo en solos de guitarra
para ahogar mis penas con el arte.

No hay periódicos sin sangre,
no hay poetas sin magnates,
que me perdonen los silencios
si al hablar me entrometo en sus carnes.

El polvo cósmico bifurca el espacio,
hace del cultivo una distorsión de alabastro,
la ceniza alimenta los manteles
de las mentes perseguidas por los crueles.

Perdido entre cañas del pasado,
escamoteado por un ardid inapropiado
remontando los partidos con suplentes,
y atándome los ojos con los dientes.


                                                    FERNANDO MAÑOGIL MARTÍNEZ (POEMA INÉDITO)