Páginas vistas en total

jueves, 18 de octubre de 2012

PRESTIDIGITADOR

Cada vez soy más trilero
y menos versificador
porque cuando me releo
veo un prestidigitador.

He ocultado en mis palabras
mil pesares y un amor,
he dejado en entredicho
los motivos de mi rol.

Enmascaro con lenguaje
algo que es del corazón
y no puedo a veces darte
lo que esconde el interior.

Nunca encuentro el punto exacto,
vivo en una imprecisión,
a veces me quedo corto
o me alargo sin razón.

No sazono mis escritos,
van o crudos o en conserva,
y no quedan más especias
para aderezar estas letras.

No sé dar con la tecla
para encaminar mis manos;
¿por qué estos versos que escribo
son torpes y atropellados?

Sigo buscando la forma
de dar sentido a mis pasos
pero veo que de esta forma
no consigo lo esperado.

No sé por qué es tan difícil
explicar lo que hace daño,
y es que sin darme ni cuenta
caigo en nuevos pareados.

Me preocupo por la métrica,
porque rimen mis vocablos
pero lo que es tan volátil
no entiende de abecedarios.

He pensado emanciparme
de las reglas del contrato
que guardo con la poesía
y volverme un iletrado.

                                                                    Fernando Mañogil Martínez (Poema inédito)

sábado, 6 de octubre de 2012

DESVELO

En la madrugada
solo suena el centelleo
de mi mente desvelada
en la almohada.

El silencio es como un campo,
como el sol que baña el orbe,
como el templo de una diosa
derruido por mil hombres.

Todo estático me mira,
todo queda exhausto y pobre,
y yo soy el ojo ajeno
que lo ensalza o lo corroe.

El tiempo no perdona,
todo es fijo menos él,
que no duerme ni madruga
ni me espera en el andén.

El sol sale entre montañas,
su fulgor ya empiezo a ver,
las almas por las calles
son ya cuerpos de mujer.

El sol sale y en penumbra
riego versos en papel
y destilo con enjundia
otro día sin querer.

Sigo haciendo lo de siempre,
una carta con pincel,
y me siento torpe y loco
por el tiempo sin tu piel.

                                         Fernando Mañogil Martínez (Poema inédito)